Planifica talleres de Rescue Diver

Escrito por John Kinsella 
Al curso Rescue Diver se le describe continuamente como uno de los cursos más desafiantes, pero más satisfactorios de todo el sistema de formación de buzos de PADI. Capitalice lo que les encanta a los buzos sobre el curso PADI Rescue Diver y considere seriamente organizar un taller Rescue Diver anual (o con más frecuencia). Estas son cinco razones por las que esto es una magnífica idea:
  1. Es una manera poderosa como puede resaltar su negocio y su lugar en la comunidad local. Un taller Rescue Diver es lo más cercano que estará el buceo de ser un deporte con espectadores. La vista de los buzos corriendo por la playa, sumergiéndose en el agua y arrastrando una “víctima” mientras le aplican resucitación de boca a boca nunca deja de llamar la atención. También ayuda contar con muchos equipos color naranja. Solo asegúrese totalmente de tener letreros visibles y claros donde se explique que esto es un ejercicio y, asegúrese con mayor razón de que los servicios de emergencia de la localidad estén enterados de lo que está haciendo.
  2. Es una manera magnífica de conocer a los servicios de emergencia locales y que lo conozcan. Considere invitar a estos expertos para que participen; los servicios de emergencia también practican con regularidad. Y si hay algo que lleva al siguiente nivel el espectáculo de un rescate coordinado de los buzos, es una demostración de un rescate por helicóptero. Se podría sorprender de la recepción que recibiría si tan solo lo pide cortésmente.
  3. Es una manera magnífica de promover la formación continua. Invite a todos. Entre otras cosas, un taller Rescue Diver es una magnífica excusa para un día al aire libre. Y tener cerca a los Open Water Divers puede realmente agregar realismo al escenario si hace que se involucren. Todavía no he conocido a uno que no le encante que lo usen de víctima, a pesar de toda el agua que inhala.
  4. Es una de las mejores maneras de mantener vigentes las habilidades. Esperemos que no practique los rescates con demasiada frecuencia en el mundo real. Esta es la oportunidad perfecta para mantener vigentes las habilidades, actualizar las certificaciones (naturalmente que tendrá un curso EFR al mismo tiempo). Esto se aplica a buzos y a profesionales en todos los niveles. Insista en fomentar la participación de todo el personal, buscando a los buzos que tienen tiempo de no estar activos, y básicamente avisándoles a todos del evento. No es tan difícil mantenerlos ocupados.
  5. ¿Por qué no? Usted ya realiza el trabajo (cada vez que realiza un curso Rescue Diver) y no tarda mucho en convertir los escenarios de Rescue Diver (una parte integral de ese curso) en el enfoque de un taller Rescue Diver. Lo más lógico es integrar los dos.
Planifique hoy mismo un taller Rescue Diver. Realmente no hay razón para no hacerlo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Silver, Gold, Platinum, beneficios y criterios del programa Frequent Trainer

El Nuevo PADI Advanced Open Water Diver

5 malos hábitos del buceo